15-10-2015
El miércoles 14 de octubre de 2015, AMSAT-CE fue invitado por el colega José Tijoux a realizar una presentación del estado del proyecto satelital CESAR-1 de la Fundación AMSAT-CE en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile donde se realizó el Workshop en Desarrollo y uso de Tecnología Espacial en Chile. Hubo presentaciones de las Universidades de Chile, Santa María, Austral de Chile, Valparaíso, La Serena, Magallanes, Talca, Santiago de Chile, Concepción, y los proyectos en el campo espacial de SELPER y AMSAT-CE presentado este último por su presidente Italo Mazzei H, CE3LD.

WorkShop 14 de Octubre de 2015.

DESCARGA AQUI LA PRESENTACION

 

11-12-2011

La radioafición chilena está de luto, ya que en la noche del viernes 9 de diciembre de 2011 perdió a uno de sus mejores integrantes.
Ignacio Martínez Astorquiza, CE2MH, Presidente de nuestra Fundación AMSAT-CE, y ex Presidente de FEDERACHI, ha tomado el camino de la eternidad.

Recordaremos siempre a Ignacio por su alma noble, justa, sabia y generosa; por la amistad a toda prueba que nos brindó siempre, por su entusiasmo, por su inmensa capacidad organizativa, por su permanente alegría y buen humor, y por habernos motivado a ser radioaficionados que -más allá de practicar nuestra actividad, desde la comodidad de nuestros hogares- lo hiciéramos siempre buscando el engrandecimiento de la radioafición toda y el beneficio de las comunidades en las que vivimos.

En la década del 70 Ignacio fue director y luego Presidente de Radio Club Valparaíso; su valiosa gestión de entonces permitió que esta institución adquiriese la magnifica sede que hoy posee en la plaza Victoria de Valparaíso.

En la década de los 80, Ignacio fue Presidente de FEDERACHI, entidad a la que logró sumar un gran número de Radio Clubes. En virtud de la labor de Ignacio y del equipo que lo apoyaba, se realizaron importaciones masivas de equipos de radio, a muy bajo costo, e inolvidables congresos, con delegados que venían de todo el país, donde se debatieron interesantes temas relacionados con nuestra actividad. Como fruto de esos congresos se lograron por ejemplo metas tan ansiadas como la elaboración de un nuevo reglamento para el servicio de radioaficionados, y la delegación de los exámenes, que antes se tomaban sólo en la Subsecretaría de Telecomunicaciones, y que pasaron a tomarse en los Radio Clubes, con examinadores voluntarios, que también eran radioaficionados.

En la década de los 90 Ignacio asumió un nuevo desafío como radioaficionado, cuando FEDERACHI le encargó la creación de nuestra Fundación, AMSAT-CE, con el objeto de diseñar y construir un satélite chileno para los radioaficionados de todo el mundo. Esta idea surgió luego de conversaciones entre la Fuerza Aérea de Chile y FEDERACHI, que pretendían abordar ese proyecto de manera conjunta, y que lamentablemente -por diversos motivos- no fructificaron. Sin embargo, el desafío ya estaba lanzado, e Ignacio lo tomó, como siempre, con su entusiasmo y dedicación habituales.

Al comienzo el proyecto despertó un gran entusiasmo en la radioafición chilena, y se lograron además los valiosos patrocinios de Entel, del entonces Centro de Estudios Espaciales de la Universidad de Chile, de la Armada de Chile y de Subtel. Pero luego el entusiasmo de la radioafición fue mermando, y AMSAT no logró obtener los nuevos patrocinadores que requería. Pese a ello, y luego de casi dos décadas de trabajo constante de Ignacio y del equipo de colaboradores que lo acompañó, los satélites se encuentran en un grado de avance cercano al 70%. Sólo la tenacidad de Ignacio permitió superar las adversidades, y llevar el proyecto al lugar donde hoy se encuentra.

¿Lograremos hacer realidad el sueño de un satélite chileno, ahora que Ignacio ya no está con nosotros? Sólo Dios lo sabe, pero procuraremos no abandonar ahora nuestras herramientas e instrumentos, sobre todo porque Ignacio nos dejó cerca de la meta.

Otro gran sueño de Ignacio también quedó pendiente: unir a la radioafición chilena. Ojalá que las nuevas generaciones de radioaficionados aquilaten la labor y el pensamiento de Ignacio, y se interesen por seguir sus pasos, para que algún día logremos una organización grande, fuerte y poderosa, que nos acoja a todos.

Desde esta página vayan nuestras condolencias a Patricia Bello, su conyugue y compañera, que tanto apoyo entregó a todo lo que Ignacio realizó en vida. Vayan también nuestras condolencias para sus hijos Ignacio Andrés, Bernardita y Paulina, y para toda su familia.

Ignacio, amigo querido, quienes de un modo u otro estuvimos cerca de ti, agradecemos a Dios la oportunidad de haberte conocido. Ignacio, amigo ejemplar e inolvidable, descansa en paz.


Viña del Mar, 10 de diciembre de 2011