CESAR -1

El primer proyecto de AMSAT-CE es el satélite denominado CESAR-1 (CE Chile, Satélite de, Aficionados a las Radiocomunicaciones). Su diseño está basado en la tecnología Microsat. Su estructura está compuesta de 5 marcos cuadrados de aluminio espacial de 20 x 20 x 4 cm. aproximadamente, los que se unen entre sí mediante pernos pasados en sus extremos conformando un cubo, que terminado mide 23 cm. por arista.

En la cara superior se ubican las antenas de recepción en tanto que en la inferior van las antenas de transmisión. Todas las caras del cubo están cubiertas con celdas de energía solar. En el interior de las 4 aristas verticales van imanes permanentes que controlan la actitud del satélite (posición del satélite referida al eje +Z).

En la base del tercer módulo van 7 barras de acero al hidrógeno destinadas a controlar la velocidad de giro del satélite en el eje +Z.

Los marcos se numeran del 1 al 5 desde abajo hacia arriba. El interior del marco 1 está destinado a contener dos transmisores de 436MHz. y uno de 2420 MHz., además del mecanismo de disparo del satélite.

En el marco 2 se ubica el computador con sus diferentes tarjetas electrónicas incluídas las memorias RAM.

En el interior del marco 3 se ubican las 8 baterias de niquel-cadmio, la fuente de poder, tarjetas de control de energia y sensores de temperatura, corriente y voltaje.

El marco 4 contiene en su interior un receptor GPS y los circuitos de voz digital comprimida.

En el marco 5 se ubican 3 receptores de 145 MHz. y 2 receptores de 1270 MHz.

El peso total del satélite terminado es de aproximadamente 12 kilos. El satélite está diseñado para volar en una órbita polar, heliosincrónica y a 800 km. de altura. La inclinación (ángulo medido desde el Ecuador hacia el Norte) de la órbita será de 98,62º y con un período (tiempo en 1 revolución) de 100,87 min.

Los Experimentos

El CESAR 1 contiene 5 experimentos complementarios entre sí.

El primero es un repetidor de datos, entre dos estaciones, en tiempo real(Rx 145 MHz., Tx 436 MHz.). Permite enlazar instantáneamente a dos estaciones terrestres que, operando en modo Packet con protocolo AX.25, estén dentro del área de cobertura del satélite (huella terrestre) la que en promedio tiene 6500 kms. de diámetro. Para efectuar este experimento, el satélite usa 1 receptor de 145 MHz. en FSK a 9600 bps y 1 transmisor de 436 MHz.FSK a 9600 bps.

El segundo experimento consiste en un BBS (Bulletin Board System) complementado con un buzón electrónico. La tecnología Microsat permite que el satélite actúe con una rutina de difusión (broadcasting), transmitiendo en forma secuencial la información que ha almacenado durante un período de tiempo determinado (el que depende de su capacidad de memoria RAM).

Esto hace posible que todos aquellos radioaficionados que están recibiendo las señales digitales del satélite, registren la información que éste transmite. Lo anterior minimiza los requerimientos de transmisión de mensajes al satélite por parte de los usuarios, ya que lo habitual es que un mismo mensaje o boletín le interese a varios radioaficionados.

En todo caso los requerimientos de transmisión al satélite por los usuarios, son procesados secuencialmente por éste, aceptando un máximo de 20. Utiliza 2 receptores de 145 MHz. en FM-FSK a 9600 bps y 2 transmisores de 436 MHz. FM-FSK a 9600 bps.

El tercer experimento es un compresor de voz digital que utiliza uno de los receptores de 145 MHz. y uno de los transmisores de 436 MHz. Consiste en digitalizar y comprimir la voz, de diversos mensajes en la estación de control terrestre,  los que son almacenados en el computador del satélite para luego ser descomprimidos y analogados a fin de transmitirlos a tierra de acuerdo a un programa prefijado. También es posible recoger información digital del receptor GPS y transmitirla en forma análoga hacia la tierra.

Otra utilización de este experimento será la difusión a nivel escolar de las transmisiones vía satélite, para lo cual se programarán demostraciones efectuadas por radioaficionados con el propósito de generar conciencia en la juventud de las posibilidades que este medio de comunicación ofrece a la humanidad.

El cuarto experimento es un transpondedor digital que usa un receptor de 1270 MHz. y un transmisor de 2420 MHz. Se trata de obtener que un radioaficionado, utilizando un transceptor portátil VHF-FM  pueda comunicarse en forma instantánea con otro que se encuentre operando en las mismas condiciones dentro del área de cobertura del satélite (6500 km). Para hacer esto posible, se utilizan repetidoras terrenas análogas-digitales.

Un transceptor portátil se comunica a través de una repetidora análoga en VHF FM. Ésta está conectada físicamente a una repetidora digital la que, transformando la voz de análoga a digital la envía al satélite usando un transmisor de 1270 MHz. El satélite transmite la señal digital usando un transmisor de 2420 MHz. La señal es recibida por la repetidora análoga-digital la que la transforma en análoga para luego transmitirla, llegando así al otro radioaficionado. Para ambos operadores el experimento es transparente, es decir, es igual a una comunicación en audio a través de una repetidora análoga VHF FM. (Los radioaficionados poseen más de 40 de éstas repetidoras VHF FM operando a lo largo de Chile). Este cuarto experimento se usará sólo ocasionalmente. La idea en definitiva es utilizar la infraestructura de este experimento para transformarla en estaciones Nodos Satelitales, permitiendo así generalizar, a un costo sumamente reducido, el uso de los satélites digitales por los radioaficionados, sin necesidad de poseer éstos una estación satelital propia.

El quinto experimento consiste en un receptor GPS (Global Positioning System) el que utiliza una CPU (Central Processing Unit) la que permite almacenar los 3 parámetros que mide el GPS (latitud, longitud y altura), los que son utilizados tanto para definir la posición  del satélite en el espacio a través del experimento de voz digitalizada, como también para efectuar estudios orbitográficos y gravimétricos. El proyecto CESAR-1, se encuentra actualmente en la etapa de construcción del modelo de ingeniería, para luego de efectuadas las pruebas y mediciones, iniciar la construcción de las unidades de vuelo.

El lanzamiento no tiene aun una fecha definida. Sólo será posible establecerla una vez que se terminen las pruebas del modelo de ingeniería y se negocie y acuerde en que cohete será enviado al espacio.

El costo total en dinero del satélite lanzado, se estima en US$ 575.000,
de los cuales US$ 350.000 significan inversión en dinero, la que en gran medida ha sido financiada por nuestro patrocinador, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones S.A, ENTEL;   y US$ 225.000 en aporte voluntario de trabajo de quienes en este proyecto colaboran. El éxito de este proyecto, demostrará que es posible, primero: construír un satélite en Chile y segundo: a un costo en dinero mas que razonable.

La trascendencia de éste y otros proyectos a que se aboque AMSAT-CE en el futuro, fuera de demostrar la capacidad de construir estos artefactos en Chile, y por chilenos, permite que la comunidad nacional, tanto del área científica como tecnológica y empresarial, pueda materializar inquietudes y anhelos que, hasta la fecha, no les ha sido posible lograr.