Miércoles 18 de septiembre de 2002

Radioaficionados instalan estación digital

El sábado se llevará a cabo las pruebas de la estación análoga digital que tendrá el Radio Club Provincial Iquique.

Tecnología de punta en Chile

Los satélites de Amsat-CE son los primeros que se están diseñando y construyendo en el país, "lo que constituye un importante aporte científico y tecnológico de Chile", afirmó el director de Estudios Espaciales de la Universidad de Chile, Eduardo Díaz Araya.

El proyecto que lleva adelante Amsat-CE está ayudando a formar en el país un equipo humano e infraestructura industrial especializada en áreas como electrónica, metal-mecánica y software, capaz de participar en futuros proyectos espaciales de mayor complejidad, dentro y fuera de Chile.

La iniciativa tiene un costo de 600 mil dólares, que incluye la construcción de cinco satélites, lanzamiento de uno de ellos e implementación de dos estaciones de control y tres repetidoras terrestres.

Actualmente existen más de dos millones de radioaficionados en el mundo. De los cuales cinco mil están en Chile.

Ayer comenzó la instalación de los equipos de la estación satelital análoga que permitirá a los miembros del Radio Club Provincial Iquique comunicarse a diferentes partes del mundo con una simple radio portatil.

Esta tecnología de punta está recién llegando a Chile. Iquique es la primera ciudad que contará con estos equipos. La segunda ciudad designada será Temuco.

El presidente de la Fundación de Desarrollo de Satélites Aficionados a las Radiocomunicaciones Amsat CE, Ignacio Martínez, explicó que este proyecto lleva varios años gestándose y en él participan empresas privadas, la Armada y los radioaficionados.

Explicó que actualmente la Fundación Amsat-CE está construyendo cinco satélites de tecnología digital que permitirán la realización de una serie de experimentos en el campo de las comunicaciones y algunos estudios gavimétricos y orbitográficos.

EL SATÉLITE

El primer satélite Amsat-CE se llama CESAR-1, sigla que une el prefijo asignado a Chile (CE) y la denominación Satélite de Aficionados a las Radiocomunicaciones.

Este satélite será de órbita baja, volará a una altitud de 800 kilómetros y a una velocidad de 27.000 kilómetros por hora, por lo que dará tres vueltas a la tierra durante un día. Su campo de acción es 6.000 kilómetros, por lo que cubrirá todo el territorio nacional.

Un radioaficionado hablará a través de su portátil en Iquique. Esta señal se digitalizará en la sede del Club y de ahí será emitida al satélite. Un proceso inverso se realizará en el destino, por ejemplo, Punta Arenas. Por lo que será posible la comunicación con estos dos puntos lejanos en tiempo real.

También la tecnología permite emitir paquetes de información que será enviados digitalmente a distintas receptoras en el mundo. Es decir, funcionará un sistema similar al mailbox del correo electrónico.

La primera prueba de este sistema en Iquique se desarrollará el próximo sábado durante la mañana.

Actualmente técnicos están instalando los software, equipos y las antenas necesarias para que el sistema funciona.