Lunes 21 de abril de 2003

 

Instalan antena satelital en Temuco

Nueva tecnología entusiasma a los radioaficionados.

Con una nueva antena satelital cuenta el Club de Radioaficionados de Temuco, la cual está conectada a más de 14 satélites destinados a esta actividad.

Eduardo Díaz Araya, socio de Amsat-Ce -organización de radiofacionados- aseveró que la entidad existe hace 10 años en Chile para dedicarse a satélites de radioafición. "Estamos construyendo un satélite, pero también estamos instalando estaciones terrenas para satélites de radioafición. Una ya la pusimos en Iquique y ahora, la segunda, la instalamos acá, en Temuco".

Ignacio Martínez, presidente nacional de Amsat-Ce, dijo que la estación recién instalada en Temuco es entregada en comodato al Radio Club Temuco, debido a que esta iniciativa está inserta en el proyecto del satélite chileno "César". "Parte del segmento terrestre de este proyecto, que incluye su construcción, desarrollo, lanzamiento y operación de este satélite, porque es totalmente construido en Chile, está la instalación de estaciones terrenas".

Según Martínez, estas instalaciones permitirán a los radioaficionados comunicarse con esta estación y de ahí a los 14 satélites operativos de radioaficionados que están en vuelo. "Una estación satelital es de alto costo, hablamos del orden de 15 mil dólares y, como no todos los radiaficionados pueden hacer esta inversión, pueden tener una estación de packet en su casa y de allí comunicarse al radio club y de aquí salen hacia el satélite".

Cabe mencionar que este tipo satélite "puede identificar el color y dirección de las corrientes marinas, color de las aguas marinas, tanto del fitoplancton como zooplancton y de ahí preveer el lugar de dirección de cardúmenes de peces. A pesar que "César" no tendrá esa capacidad este proyecto considera lanzar 5 satélites, de los cuales tres van a volar, por lo que pensamos que el segundo satélite podría llevar una cámara para efectuar estas mediciones", dijo Martínez.

FINANCIAMIENTO

Cada satélite de este proyecto tiene un valor de 600 mil dólares y, hasta el momento, Amsat-Ce, ha invertido 1 millón 400 mil dólares. "Estos dineros -informó- han salido sólo de una empresa del país, la cual ha tenido la visión estratégica y corporativa de creer en este proyecto, que es Entel Chile y, el resto, ha salido de nuestro aporte voluntario".

Para completar el proyecto aún restan 350 mil dólares, los cuales han mantenido congelado el lanzamiento de César, "aunque creemos que de aquí a su lanzamiento no van a pasar 15 meses. El cohete de lanzamiento puede ser ruso, chino o japonés, ya tenemos los contactos con esos países para buscar el lanzador".

"Imagínese lo que significa esto, ojalá no pase, pero en una catástrofe natural, donde se caigan todas las comunicaciones, vamos a poder contar con este satélite", concluyó Martínez.