En 1988, el Comité de Asuntos Espaciales (CAE) dependiente del Ministerio de Defensa Nacional, al analizar el Artículo 19 del Convenio de Mataveri,sugirió la posibilidad de utilizar uno de los transbordadores espaciales para lanzar un satélite de telecomunicaciones desarrollado por el Servicio de Aficionados a las Telecomunicaciones de Chile.

Durante los años 1988 a 1992, el CAE tomó contacto con la Federación de Clubes de Radioaficionados de Chile, FEDERACHI, para plantearle la posibilidad de llevar a la realidad este proyecto. Dado que la altura orbital de los transbordadores es muy baja (300a 400 kms.) y a que los satélites de órbita baja de radioaficionados requieren orbitar a una altura de 800 a 900 kms.,además de otras consideraciones, se resolvió desechar este mediode transporte.

FEDERACHI, mantuvo varias conversaciones desde fines de 1992 a principios de 1993 con la Fuerza Aérea de Chile, destinadas a posibilitar el desarrollo del primer satélite de radiaficionados construido en Chile.

Lamentablemente las negociaciones no tuvieron el resultado esperado, lo que movió a la radioafición chilena, a través de FEDERACHI, a crear la Fundación de Desarrollo de Satélites de Aficionados a las Radiocomunicaciones, AMSAT-CE.

La Fundación ha firmado diversos Convenios y Acuerdos de Cooperación Tecnológica, con el propósito de posibilitar una mayor participación de la comunidad nacional en el desarrollo de esta tecnología y permitir obtener los recursos materiales y financieros necesarios para satisfacer, en parte, las necesidades del proyecto que desarrolla.

Es importante considerar que el costo de actividades de este tipo, es financiado en un 40% con trabajo voluntario en sus horas libres, y a veces no tan libres, de quienes en ellas participan y sólo un 60% está representado por los elementos materiales que se utilizan, incluído el costo de lanzamiento y control.

Entre estos Convenios pueden mencionarse los firmados con: Entel S.A., Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile, Armada de Chile, Universidad de la Frontera, Universidad de Santiago, y Centro de Estudios Espaciales de la Universidad de Chile.

También se han suscrito Convenios de Cooperación Tecnológica y de Licencias con AMSAT-NA, BekTeck y AMSAT-I.